Trucos para quitar el mal olor a tuberías

No existe una sensación más incómoda y molesta que el mal olor de las tuberías, ya que este hedor es capaz de perturbar la tranquilidad y el bienestar de los hogares, puesto que suponen un disturbio en las condiciones de higiene de la vivienda. El hedor desagradable de las tuberías es provocado por un inconveniente o problema en las mismas, la avería que con mayor frecuencia produce la emanación de estos olores son las obstrucciones.

 

Es evidente que, ante la aparición de estos olores nauseabundos, las personas busquen una pronta e inmediata solución ya que resulta imposible poder desarrollar las actividades diarias del hogar con la indeseada presencia de hedores proveniente de las tuberías. A continuación, con fontaneros El Escorial 24 horas vamos a describir alguno de los métodos y técnicas caseras que pueden disminuir o eliminar estos desagradables olores.

 

Es frecuente que los malos olores provengan de una obstrucción en sifón, sobre todo cuando se trata del fregadero de la cocina o del lavabo del baño. El sifón es una pieza indispensable para neutralizar el reflujo de los olores de las tuberías, sin embargo, cuando este se atasca, termina produciendo lo que en realidad debería evitar, los malos olores. Solucionar este problema resulta sencillo, solo debemos desmontar el sifón o abrirlo para luego lavarlo y desinfectarlo completamente, y de esta sencilla manera rápidamente desaparecerán los malos olores.

 

En ocasiones sucede que el sifón se encuentra completamente permeable y limpio, por lo cual el mal olor proviene de un sector de las tuberías más profundo. En estos casos podemos aplicar el uso de remedios caseros, tales como el clásico brebaje de vinagre con bicarbonato o levadura o en todo caso sales de fruta. Dicha mezcla la verteremos en las tuberías que estén produciendo malos olores en horas nocturnas y dejaremos que realicen toda su acción durante toda la noche sin apertura los grifos. Al día siguiente presenciaremos como los malos olores han sido eliminados y deberemos abrir los grifos para que el agua enjuague las tuberías.

 

En el mercado y en las droguerías existe una amplia gama de productos químicos que son fabricados específicamente para eliminar el mal olor de las tuberías, así como también para limpiar las mismas de todo tipo de desechos y obstrucciones que se encuentren perturbando el drenaje correcto de las tuberías. Al utilizar estos productos debemos hacerlo con mucha precaución y siguiendo las instrucciones y recomendaciones del fabricante que vienen impresas en el producto, ya que si no se utilizan como es debido estos productos pueden ser potencialmente tóxicos y dañinos para las tuberías.

 

¿Cómo evitar que las tuberías mal?

 

El inodoro es sin dudas la pieza de las instalaciones de fontanería de las viviendas que potencialmente puede producir más los malos olores, sin embargo, no por ello el escusado debe ser el único en recibir mantenimiento y lavado periódico, lo cual es uno de los errores más comunes que comenten las personas, quienes limpian periódicamente el retrete, pero se olvidan de realizar el mantenimiento de las tuberías, desagües y demás.

 

Una de las formas de prevenir la aparición de hedores nauseabundos es darles el correcto uso a las tuberías, es decir, no utilizarlas como vertederos de toda clase de basura, por ello, debemos evitar arrojar restos de comida, aceites, pelos y demás por el escusado, el fregadero, el desagüe, las alcantarillas y los lavabos. Para concluir, si realizando el mantenimiento continuo del desagüe y los remedios caseros aún persiste los malos olores, es probable que estos se deban a un problema de mayor envergadura que no podremos solucionar de manera sencilla desde casa, en estos casos, debemos recurrir a los profesionales de la fontanería para que se encarguen de manera eficiente de eliminar los malos olores.